20 dic. 2013

Días de reflexión


Por Raúl H. Pérez Navarrete

Hasta hace unos años, la frase "no es posible que en pleno siglo XX sucedan estas cosas" se escuchaba cuando se atestiguaba un acto de discriminación o se estaba ante un hecho que, dado el contexto, no era posible que todavía ocurriera a nuestro alrededor. Ahora, poco más de una década después de iniciado el siglo XXI, esas situaciones que imaginábamos anacrónicas parecen estar más presentes que nunca.


Cartel de American atheists exhibido en Times Square en 2012.


En España, la reforma a la ley de aborto ha provocado protestas en las calles y no ha faltado quien vea similitudes entre la España actual y la España franquista del pasado.

En los Estados Unidos, un senador calificó a American atheists como un grupo "hateful andmalicious" luego de que la organización exhibiera espectaculares referentes a las festividades decembrinas en Times Square en Nueva York; mientras tanto, en la costa oeste, una escuela católica del estado de Washington despidió a un director asistente por ser gay y haber contraído matrimonio durante el verano.

Como señala Hemant Mehta (autor del blog Friendly atheist) con respecto a este último incidente, el mensaje de la Iglesia envió a los estudiantes que se opusieron a esta decisión es que "el amor no importa. Tu dedicación a nuestra escuela no importa. Si eres gay, más te vale mantenerte soltero y célibe si quieres pertenecer a nuestro club".




Imágenes exhibidas por American atheists en 2013.


Legalizar las bodas entre personas del mismo sexo y elegir a un presidente de raza negra son hechos trascendentes, sin embargo, pareciera que con cada paso hacia adelante se retroceden dos. Me consuela, al menos, pensar que se trata de algo natural pues vivimos un momento de transición y la lucha entre estas corrientes opuestas es inevitable en ese contexto.

En estos días en los que se nos "obliga" a reflexionar, es un buen momento para mirar alrededor nuestro y pensar en cómo podemos hacer de este mundo un lugar mejor para todos, un lugar más alegre, lejos de prejuicios y odios sin fundamento, lejos de la hipocresía de la Iglesia acecha en cada esquina y sobre todo en estas fechas de "paz y felicidad".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...