12 jun. 2012

Las secuelas del segundo debate: encuestas y guerra sucia



Por Raúl H. Pérez Navarrete

Al término del segundo debate presidencial del pasado domingo 10 de junio, de inmediato iniciaron las mesas de análisis (así como la carrera por el rating); los comentario vertidos continuaron al día siguiente en la radio y la televisión así como en las páginas de los diarios; debo confesar que resultó muy interesante leer y escuchar las especulaciones sobre por qué López obrador no atacó a Enrique Peña Nieto, sobre todo con tantas armas al alcance como la información del diario británico The Guardian sobre los nexos entre Televisa y el candidato del PRI (aquí un excelente artículo de Sabina Berman al respecto).






         Me quedo con la propuesta lanzada en Primer plano que explica la estrategia de López Obrador: el candidato del PRD se siente ya en la pelea por el primer lugar (si es que no ocupa ya ese sitio). Los ataques de Josefina Vázquez Mota durante el debate y la intensificación de la guerra sucia por parte del Partido Acción Nacional podrían ser entonces la confirmación de esta situación (hoy por la mañana escuché un spot en donde la abanderada panista asegura que AMLO “llevará a la quiebra al país”).

         Después de lo ocurrido en el llamado “viernes negro” en la Universidad Iberoamericana, Peña Nieto y Televisa fueron sentados en el banquillo de los acusados gracias a miles de jóvenes que se organizaron bajo el nombre “Yo soy 132”. López Obrador se benefició del movimiento sin mover un dedo mientras que Vázquez Mota se desdibujaba lentamente.






         Lo anterior se reflejó en las encuestas: las últimas semanas se caracterizaron por el ascenso del candidato perredista y la caída del candidato del PRI. En las últimas horas, Observatorio Universitario Electoral y el Frente Ciudadano en Defensa del Sufragio Efectivo y Libre sorprendieron momentáneamente a propios y a extraños al anunciar que Andrés Manuel López Obrador rebasó al ex gobernador del Estado de México según los datos de la encuestadora Berumen y Asociados, contratada por el grupo de intelectuales (más tarde la encuestadora aclararía las cifras, sin embargo, la distancia entre ambos candidatos es menor que hace unos meses).

         En un momento en donde desafortunadamente se trata de elegir al candidato “menos malo”, López Obrador es sin duda la mejor opción; espero que su ascenso continúe.


Posdata


Y por si alguien tenía dudas del grupúsculo Generación MX, ya salió el peine, ver aquí y aquí.

         

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...