24 mar. 2012

Intentos desesperados



Por Raúl H. Pérez Navarrete

El día de la llegada del papa me encontraba en el estado de Campeche en una excursión organizada por la escuela donde laboro. Por supuesto la visita de Benedicto XVI no me entusiasma pero tampoco le doy demasiada importancia. Si algo ha motivado los últimos viajes papales esto sin duda es la serie de crisis que la iglesia ha enfrentado en años recientes (como los casos de pederastia y el alejamiento de sus fieles): la iglesia católica es una institución que se niega a la renovación y a la apertura y este hecho se está convirtiendo en su tumba.






El gobierno mexicano y Benedicto XVI podrán atentar a placer en contra del Estado laico pero dicha situación no acarreará consecuencias, como tampoco tendrá consecuencias esta visita: el número de católicos no aumentará, por el contrario, todo parece indicar que las cifras continuarán descendiendo como ha ocurrido en las últimas décadas. 

La reciente visita de Benedicto XVI a nuestro país no es más que otro intento desesperado por salvar a una institución que lentamente se dirige por su propio pie hacia sus últimos días.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...