25 feb. 2012

De panzazo



Por Raúl H. Pérez Navarrete

Hoy vi el documental De panzazo, realizado por Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola. Debo decir en primer lugar que me gustó. Me parece que la cinta deja fuera varios aspectos importantes como las reformas educativas, los alumnos de posgrado y la falta de oportunidades de empleo, sin embargo, más que una película, De panzazo es más bien un instrumento de denuncia y eso me parece rescatable. Ya Joaquín López Dóriga lo calificó de “gran reportaje llevado al cine” y efectivamente eso es, un reportaje que Loret de Mola bien pudo transmitir en dos o tres emisiones de su noticiero matutino sobre la tragedia de la educación en México y su lastre, Elba Esther Gordillo, dirigente del SNTE.




         De panzazo es algo así como “La educación en México para principiantes”, un panfleto cuya finalidad es impactar a la opinión pública y generar el debate sobre este problema que nuestro país padece desde hace ya varias décadas. La educación no es un tema menor.

         De panzazo es un trabajo interesante pues recoge la mirada de uno de los principales actores de este drama: los estudiantes. A través de cámaras repartidas a adolescentes en varios colegios, los alumnos retratan su realidad familiar y escolar en la que no faltan los pésimos maestros y los padres de familia sin ninguna o poca relación con profesores y autoridades educativas.

         Telesecundarias, escuelas privadas, técnicas, rurales… el rezago educativo de nuestro país no hace distinciones. El barco se hunde y este trabajo da la alarma a aquellos que tienen el agua hasta el cuello y se niegan a reconocerlo.

         El documental comete pecados como el señalado por el articulista Hugo Casanova Cardiel: la paradoja proveniente de la denuncia al sistema hecha por un hombre ligado a uno de los elementos primordiales de dicho sistema: el consorcio televisivo más poderoso de Latinoamérica y que ha jugado un papel importante en el rezago cultural del país; aún así, insisto, el aspecto positivo del largometraje radica en presentar a la población en general un problema que ha ido creciendo bajo nuestros pies y que de pronto aparece tan claro ante nuestros ojos a través de preguntas tan sencillas pero tan trascendentales como “¿cuántos maestros hay en México?”. En el pasado, tragedias como el incendio de la guardería ABC de Sonora o las fugas y asesinatos en las cárceles mexicanas han puesto a la opinión pública a reflexionar sobre estos asuntos. En este momento, no es el derramamiento de sangre lo que puso sobre la palestra el tema de la educación, es una denuncia proyectada en varias salas de cine.

         De panzazo no es una buena película, es un gran reportaje de denuncia sobre uno de los grandes problemas de nuestro país.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...