7 abr. 2012

Los caifanes


Por Raúl H. Pérez Navarrete

Enciendo la televisión buscando alguna película o algún programa de interés para matar el aburrimiento y distraer la soledad. Sólo encuentro reality shows, series con episodios repetidos, deportes y filmes banales. Finalmente en Cine mexicano encuentro Los caifanes (1966), la célebre obra de Juan Ibáñez. El jueves escuché Corte y queda con Vicente Adiego quien dedicó el programa a esta obra considerada una de las mejores del cine nacional. Sentí deseos de verla nuevamente. Hoy la encontré.



El gato, el Azteca, el Mazacote y el Estilos. 


Sé que los clásicos deben ser intocables pero no puedo evitar pensar en cómo sería una nueva versión de esta cinta. ¿Quién interpretaría a la bella y despreocupada Paloma? ¿Quiénes tendrían los papeles de el Gato, el Estilos, el Mazacote y el Azteca? Los clásicos no deberían ser tocados, menos una película tan lírica como Los caifanes, sin embargo, repito, me resulta imposible no imaginar en un remake.


Paloma.


Mientras el Gato adivina el contenido de las neveras de la funeraria, busco infructuosamente en viejos números de La mosca una nota sobre el fallecimiento de Sergio Jiménez en 2007, el actor que dio vida a este personaje.

La película termina; son casi las 8:30 de la noche. El texto aparece en el número 113. Los Deftones en la portada. La trayectoria de Sergio Jiménez, dice el artículo, “fue como la de tantos actores talentosos en México, quienes para sobrevivir se ven obligados a hacer, literalmente, de todo”. Pareciera que su vida fue un espejo de su cinta más exitosa: momentos líricos mezclados instantes oscuros en los que hacen eco los versos de Lope de Vega: "A mis soledades voy, / de mis soledades vengo..."



Agosto, 2011.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...